Galería

La policía desaloja ‘Acampada Bankia’ tres meses después

  • La PAH relaciona el desalojo con la intervención en el Congreso de su portavoz

  • Ada Colau llamó ‘criminal’ al representante de la banca

La policía ha desalojado esta noche a las personas que, desde el pasado octubre, se encontraban acampadas en la Plaza del Celenque de Madrid, frente a la sede de Bankia, en protesta por los desahucios. Según ha relatado a ELMUNDO.es la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Tatiana Roeva, sobre las tres de la mañana se presentaron unos 10 policías, que procedieron a desalojar “de mala manera” a los acampados.

Imagen de la sede de Bankia en Celenque, esta mañana. | Foto: Quico Alsedo

El desalojo ha culminado sobre las cuatro y cuarto de la madrugada, cuando en la acampada sólo había dos personas. Según Roeva, el desalojo se ha producido con “engaños” porque los acampados han sido levantados “con la excusa de que iban a retirar solamente unos cartones”.

Los desalojados se han instalado después en la acera de enfrente al lugar que han ocupado desde el 22 de octubre, junto a una mesa, varias sillas y bolsas. La portavoz de la Plataforma ha indicado que “seguramente se van a sumar a la acampada de Sol“, en la que esta madrugada permanecían varias personas alrededor de la estatua de Carlos III, situada en el centro de la plaza, informa Efe.

El delegado de Seguridad en el Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, ha explicado que la policía pidió “de buena fe a las dos personas” acampadas en la plaza de Celenque que “se levantaran un rato” para poder limpiar, informa Europa Press. Tras matizar que no se trata de un desalojo, el edil ha relatado que ha sido la propia entidad bancaria frente a la que acampaban la que requirió la colaboración de la policía, tanto municipal como nacional, para poder llevar a cabo labores de limpieza.

La conocida como ‘Acampada Bankia‘ se organizó el pasado octubre, cuando unos 60 activistas de la plataforma anti-hipotecas levantaron junto a la sede del banco al lado de Sol, donde pernoctan desde entonces, para denunciar el “terrorismo hipotecario“, pedir la dación en pago y protestar por el “esclavismo hipotecario” y los desahucios. “Nos nos iremos hasta que nos quiten el yugo hipotecario”, afirmaron entonces.

Activistas de la Plataforma Afectados por la Hipoteca relacionan el desalojo con la intervención ante la Comisión de Economía del Congreso de la portavoz PAH Ada Colau el pasado martes. Colau llamó “criminal” al secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Javier Rodríguez, después de que este calificara la legislación hipotecaria de “eficaz” y tachara los desahucios de “efectos colaterales”.

 

Tras la intervención de Colau, el presidente de la mesa, el ‘popular’ Santiago Lanzuela, criticó sus “amenazas” y le pidió que retirara sus palabras.

Rodríguez Pellitero achacó a la crisis y al paro el aumento de desalojos de viviendas y al sistema hipotecario vigente y advirtió de que si se modifican los fundamentos del sistema el crédito por parte de los bancos será “menor y más caro”.

En los últimos cuatro años, los jueces españoles han fallado 400.000 ejecuciones hipotecarias a instancias de la banca, por eso, Colau se encaró con el representante de las entidades financieras “por negar el problema y despreciar e insultar a quienes lo sufren”. “Hay muchas formas de violencia y de desprecio, y a la gente con la que yo estoy cada día nos ha ofendido profundamente”, añadió.

“Los policías estaban de su lado”

“¿Que los han echado? ¡Qué pena! Aquí la gente estaba contenta con ellos”, explica Yael, la camarera colombiana del ‘Cañas y Tapas’ que estuvo por tres meses junto a ‘Acampada Bankia‘. “Eran gente muy maja, y muy educados. Aquí además consumían, se tomaban algún café, para combatir el frío, y algún vino. Muy sociables, yo creo que todos me han contado su historia, unas historias muy duras”, dice la trabajadora, inmigrada en España como la mayor parte de ‘habitantes’ de la ya extinta acampada.

“Venían mucho también a utilizar el baño, claro, y se ofrecían para limpiarlo, querían causar el menor trastorno posible”, dice la mujer poniendo cara de “pena, porque al final hemos convivido con ellos unos meses”.

Yael apunta algo más: “Lo más curioso es que venían mucho también aquí los policías que les vigilaban, y te dabas cuenta de que estaban de su lado: contaban lo mucho que les afectaba ver a esta gente así, luchando por sus derechos en plena calle. Se entendían y se llevaban bien”, añade la joven.

Un comentario el “La policía desaloja ‘Acampada Bankia’ tres meses después

  1. Per evitare gli sfratti, bisogna essere in molti di fronte alla polizia. LOTTA DURA CASA SICURA. ###### PROLETARI DI TUTTO IL MONDO, UNIAMOCI! #####

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s