Galería

Ecuador: Líderes catalizadores y cooperación española de izquierda

Fuente: cronicapopular.es Octavio Colis

Por razones muy profundas pero evidentes, hundidas en la desconfianza de la izquierda tradicional española hacia la “marca” España y, por eso, descartados a priori todo tipo de líderes que sean capaces de representar en ese sentido, de una forma u otra a la izquierda del Estado Español en su conjunto, los diversos representantes políticos y sociales de esa izquierda parcial son capaces, sin embargo, de reunirse sin prejuicios para apoyar y cooperar en diferentes proyectos de líderes de una cierta izquierda, a veces sólo aparente, a condición de que no sean españoles, y que digan no serlo, por ninguno de sus costados. Da igual que los líderes de izquierda de la España de las Autonomías o de las diferentes naciones que constituyen el Estado Español -de esa cosa marcada tal y como prefieran asimilarla o denominarla-, traten de representarse a través de la izquierda transversal u oblicua, perpendicular, periférica  o cuántica, porque si hay tufillo español no habrá manera de concitarlos en la elaboración y desarrollo conjunto de proyectos de izquierda en, para, por, según, tras España. Porque aquí no hay manera de construir una izquierda conjunta, ni mucho menos unida, ni siquiera una Izquierda Cosida. Siempre hay quien, denunciando este hecho incontrovertible, propone una nueva coalición que no hace sino añadir un petacho más al amplísimo espectro de tendencias de esa Izquierda Hilvanada apenas, a través de pasillos y paseantes de multitud de patios particulares.

©Octavio Colis

El pasado viernes, 8 de febrero, asistí en la calle Montera de Madrid, en los locales del Consejo de la Juventud de España (CJE), que ya es llamarse, a un acto de apoyo a la llamada Revolución Ciudadana, impulsada por una coalición de movimientos político-sociales alrededor de un proyecto socialista para Ecuador que el presidente Rafael Correa trata de desarrollar junto con su movimiento Alianza PAIS. Presidida la mesa por Aminta Buenaño, Embajadora de Ecuador en España, por agregados culturales y convocantes del CJE, también asistían al acto representantes de izquierda de partidos, ONG y organizaciones sociales agrarias o ciudadanas, gente como Pedro González Zerolo, Secretario de Movimientos Sociales del PSOE; Laura Nuño, de ACSUR Las Segovias; Joan Tardá, de ERC, diputado en Cortes Españolas por Barcelona (quien, por cierto, aseguró que no siempre es desagradable quedarse a dormir en Madrid, ya que era viernes y se había tenido que quedar en Madrid por asistir al acto); Francisco José Pérez Esteban, Coordinador de Política Internacional y Derechos Humanos de IU; y otros representantes de movimientos que reivindican justicia, igualdad, derechos sociales, etc. Casi todos los representantes de las organizaciones y partidos asistentes al acto, además de los que he citado, subieron a la mesa para celebrar el proyecto del presidente Rafael Correa y ofrecer su apoyo, el de sus partidos y organizaciones, interesados todos, según dijeron, en el desarrollo progresivo de los valores de izquierda en el mundo. Todos nombraron la capacidad de liderazgo y seguridad en la gobernanza del proyecto de Rafael Correa, y su habilidosa seducción constitucionalista y revolucionaria. Me pareció que casi todos ellos cooperarían franca y gustosamente en esa deseada implementación socialista ciudadana a través del liderazgo de Rafael Correa, aunque tal y como la presentaron los representantes allí en la mesa me pareció muy vacía y casi exclusivamente laudatoria. Liliana Pineda, del Tribunal Ciudadano de Justicia 15M, centró su intervención en las movilizaciones ciudadanas y trasladó el saludo, de Movimiento a Movimiento, desde la Asamblea del TCJ 15M, ofreciendo su apoyo para impulsar acciones con efectos jurídicos en favor de los ciudadanos ecuatorianos damnificados por la estafa de las sobre-tasaciones hipotecarias, uno de los objetivos del TCJ.

Y yo traté de preguntar a la mesa sobre la relación actual y contractual de la AECI española y la ecuatoriana Secretaría Técnica de Cooperación Internacional que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración de Ecuador, pero no tenían información que ofrecerme, evidentemente, no era un acto en el que se esperara a la prensa. Aunque supongo que en el plan de recortes del gobierno de Mariano Rajoy estará contemplada una mínima aportación de los recursos que se retraen de los IRPF para proyectos de cooperación al desarrollo, y que habrá mermado mucho la relación y proyectos entre las organizaciones españolas, cerca de 75, que cooperan con Ecuador, y las contrapartes ecuatorianas. Así, muy por encima, sólo entre ACSUR, Asamblea de Cooperación por la Paz y la APDH, por citar tres de las más fuertes organizaciones no gubernamentales españolas que trabajan con Ecuador, habrán alcanzado entre ellas cada uno de los años anteriores la cifra aproximada de 10 de millones de euros en cooperación al desarrollo. Recursos que el presidente Correa tendrá que tratar de retener para años futuros. La SETECI habla de una cooperación internacional global progresiva con Ecuador de unos 220 millones de dólares anuales. Uno de los objetivos de las organizaciones de izquierda española de esta cooperación con el proyecto de Rafael Correa sería pues el mantenimiento de la sostenibilidad de la cooperación gubernamental española con las organizaciones ecuatorianas, puesto que es imprescindible que se sostenga la interrelación de los beneficiarios ecuatorianos y los donantes españoles a través de sus representantes y organizaciones, para poder mantener la lucha por la Revolución Ciudadana. El presidente Correa lo sabe perfectamente porque fue antes ministro de Economía en el anterior gobierno de Alfredo Palacio.

Y casi todas las organizaciones de izquierda (española) están de acuerdo, porque en todo lo que no se refiera al Estado Español parecen estar de acuerdo. Y supongo que algunos verán en esto que escribo una defensa españolista, aunque yo creo que lo contrario de atacar a la marca España no sería defenderla, desde luego yo no lo hago sino en los prejuicios de quienes así lo vean, lo contrario sería no atacarla; igual que lo contrario de defenderla sería no defenderla, no: atacarla. Lo contrario de amar no es odiar, sino no amar, eso es lo más opuesto. Lo contrario del blanco no es el negro, lo contrario del blanco es la ausencia total del blanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s