Galería

El Supremo debate anular las cláusulas suelo de las hipotecas

El fiscal y la asociación de usuarios Ausbanc las consideran abusivas. Con el euribor en mínimos históricos, del fallo depende que millones de familias se ahorren hasta 1.200 euros al año.

  • Ausbanc considera abusivo combinar cláusulas suelo del 3% con techos del 10%, ya que sólo beneficia al banco

Fuente: publico.es

Los once magistrados que componen la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo tienen una difícil papeleta esta semana. Tras el fallo del Tribunal de Justicia europeo que permite a los jueces españoles paralizar desahucios, la alta corte española discutirá otra medida que muchos consideran un abuso de los bancos: las cláusulas suelo de las hipotecas. Con el euribor en mínimos históricos, de la anulación o no de esa cláusula depende que miles de millones de euros sigan engrosando el beneficio de las entidades bancarias o que reviertan en el bolsillo de los hipotecados.

Juan Antonio Xiol, presidente de la Sala Civil del Supremo / Efe

La Sala de lo Civil del Supremo, presidida por uno de los magistrados más veteranos y cualificados del tribunal, Juan Antonio Xiol, ha convocado durante esta semana un Pleno de tres días para resolver los recursos de la Fiscalía y de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) que instan la anulación de esas cláusulas por ser abusivas.

El pleito fue planteado en Sevilla como reclamación colectiva por Ausbanc contra las cláusulas suelo de las hipotecas de BBVA, Novacaixagalicia y Cajamar.

Según ha explicado a Público el abogado de la asociación que se encarga del caso, Rafael García Carrellán, su demanda se sustenta en considerar abusiva la cláusula suelo en relación a la cláusula techo, que se firma también en la mayoría de las hipotecas a interés variable que contienen estas limitaciones.

En concreto, estiman que constituye un abuso del banco el imponer una cláusula suelo del 3% –la más habitual– combinada con cláusulas techo del 10, 12 o 15%, que son también las más usadas.

La cláusula suelo, en ese caso, supone una protección para el banco y cubre los gastos en los supuestos –que hoy vivimos– de un euribor muy bajo –actualmente está en el 0,5%–, en función del cual se calcula el interés hipotecario. Si nuestra hipoteca es del euribor más 1,5,  nuestro interés sería del 2%, pero el banco nos lo seguirá cobrando al 3% si ésa es nuestra cláusula suelo.

Por contra, los techos del 10, 12 y 15% que se suscriben se sitúan en más del doble del máximo histórico del euribor (5,39 en julio de 2008), por lo que su suscripción es meramente testimonial y no satisface ningún interés o garantía del hipotecado. Para el abogado sevillano de Ausbanc, García Carrellán, esa combinación de cláusulas no es razonable y supone un abuso.

La demanda de Ausbanc fue estimada en septiembre de 2010 por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla, que ordenó a las tres entidades bancarias anular las cláusulas. Sin embargo, un año después, la Audiencia Provincial sevillana anuló ese fallo y dió la razón a los bancos, considerando que era legal fijar un interés mínimo a un crédito hipotecario.

Ausbanc recurrió entonces al Supremo, y también lo hizo la Fiscalía, que quiere que el Supremo unifique la doctrina en esta materia y corte la producción de sentencias contradictorias en los tribunales inferiores.

El Ministerio Público cree que la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, aunque no especifica entre las cláusulas que pueden ser abusivas a las denominadas ‘suelo’ de las hipotecas, las comprende por analogía o extensión cuando sean contrarias a la buena fe y perjudiciales para el usuario. Subraya además que el tribunal deberá señalar, en caso de anular las cláusulas, si la decisión debe aplicarse con carácter retroactivo, lo que supondría incluso la devolución de cantidades por los bancos.

El propio Tribunal Supremo destaca que su sentencia sobre el caso sevillano sentará jurisprudencia y doctrina de obligado cumplimiento para el resto de tribunales españoles. Hasta la fecha, las audiencias provinciales de Cáceres, Burgos y Alicante, así como juzgados de Zaragoza, Toledo y Palma de Mallorca, han dictado sentencias anulando cláusulas suelo, según el abogado García Carrelán.

La resolución tendrá un alcance económico muy relevante. Según datos de otra asociación de usuarios, Adicae, en España hay entre 3,5 y 4 millones de familias que tienen hipotecas vivas con cláusula suelo. En un informe del Banco de España de 2010, se daba la cifra de 1,8 millones, contando los datos facilitados por 49 bancos.

Con el euribor en su momento más bajo, se calcula que el ahorro en las hipotecas medias es de 1.200 euros al año, lo que no repercute en quienes cuentan con suelo de hipoteca, cuyo dinero se sigue quedando el banco hasta el límite pactado. Multiplicando esa cantidad por 4 millones de hipotecas, estaríamos hablando de 4.800 millones de euros cuyo destino está en manos ahora del Supremo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s