Galería

“Nuestro país tiene una deuda pública odiosa que es legítimo objetar”

Conversaciones en el Foro GOGOA, Arcadi Oliveres, economista y miembro de “Justicia y Paz”

Fuente: blobic.com / Javier Pagola

Arcadi Olivares, foro gogoa

Arcadi Oliveres es doctor en Ciencias Económicas y profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona. Preside “Justícia i Pau”, entidad cristiana que promueve y defiende los derechos humanos, la paz y el desarme, la justicia internacional y la economía ética y solidaria. Sus últimas publicaciones son En qué mundo vivimos (Icaria, 2009) y Aturem la crisi (Ángulo editorial, 2010).

·

Estamos ante una crisis múltiple. ¿Cuál es su aspecto más grave?

Nunca debemos olvidar que la crisis más grave y que afecta a más personas es la crisis alimentaria mundial, que ahora nos empieza a rozar aquí. Hace unos meses cesó en su cargo el director del Programa Alimentario de la ONU, Jean Ziegler, quien manifestó: “Después de varios años de experiencia puedo asegurar, sin lugar a duda, que cada día mueren en el planeta, por causa del hambre, más de cien mil personas”. Ni el peor huracán, terremoto o guerra se cobra tantas vidas en un día… y cada día. Sin embargo, sobran alimentos en el mundo. La razón de esta crisis permanente es su injusta distribución y su desastroso modo de producción. La solución está en repartir bien la tierra y producir, con buenos medios y condiciones, aquello que los pueblos necesitan para su buena y suficiente alimentación.

¿Cuánto habría que invertir para superar el hambre?

Está bien calculado. En el congreso sobre el tema, celebrado en junio de 2008, la FAO apeló a todos los países ricos, para crear un fondo de emergencia de 50.000 millones de dólares al año. La llamada tuvo como respuesta una miserable contraoferta de 8.000 millones anuales. Se está incumpliendo el primero de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre. La realidad es que en el año 2000 el hambre afectaba a 840 millones de personas y, doce años después, el número de hambrientos ha crecido hasta 1.250 millones de seres humanos.

En la crisis económica y financiera, ¿cuánto dinero se ha entregado a los bancos?

La crisis comenzó, de manera simbólica, el 15 de septiembre de 2008, fecha en que presentó quiebra el banco estadounidense Lehman Brothers, cuyo director en España era Luis de Guindos, actual ministro de Economía. Siguió a esa quiebra un gran miedo. Y, desde entonces, los gobiernos occidentales no han parado de entregar dinero público a los bancos para “dotarles de liquidez”. ¿Cuánto dinero han entregado ya? Según mis cálculos, cuatro billones seiscientos mil millones de dólares. Eso equivale a 92 veces lo que costaría resolver todo el problema del hambre en el mundo durante un año. La crisis del sistema capitalista tiene muchos precedentes, pero nunca se le había hecho frente de esta manera. De otras crisis se salió aplicando las recetas de John Maynard Keynes, según las cuales los Estados actuaban como activadores de la economía. Ahora se siguen literalmente las pautas de Milton Friedman, defensor a ultranza del libre mercado y contrario a cualquier intervención estatal. Se han adoptado las peores decisiones posibles y, con ellas, la crisis se ha engrandecido.

¿Qué representa la economía especulativa frente a la economía productiva y de comercio?

La cifra que se mueve en transacciones especulativas representa 42 veces el volumen de la economía real. Vivimos en medio de una economía especulativa que ha tenido dos ámbitos principales de crecimiento: el inmobiliario y el financiero. En nuestro país mucha gente compró pisos, que no necesitaba, para especular al venderlos y el mercado quedó saturado. Hay dos millones de viviendas vacías y miles de personas sin techo por no poder pagar hipotecas; bastantes de ellas duermen en los cajeros automáticos que, como dice un amigo mío, “son la mejor obra social de las cajas de ahorros”. La especulación financiera ha crecido porque no hay ningún tipo de limitación al movimiento mundial de capitales, ni existe ninguna autoridad que lo regule. George Soros, un famoso especulador que se enriqueció acaparando libras esterlinas, tuvo la desvergüenza de escribir un libro en el que dice que las operaciones especulativas son inmorales y deberían perseguirse.

¿Qué ha sido de la tasa Tobin?

El economista estadounidense James Tobin ideó y propuso una tasa sobre las transacciones financieras. Se calcula que aplicarla supondría reducir la especulación financiera a la mitad y de la otra mitad se podría obtener, aplicando el tipo de un uno por mil, una recaudación de unos 200.000 millones de dólares anuales. La propuesta de implantar la tasa Tobin se llevó a los parlamentos de Francia, Bélgica y Canadá y en las votaciones realizadas en los tres países fue rechazada por las presiones que los diputados recibieron de grupos financieros. En junio de 2011 el Parlamento Europeo votó que sí a la tasa Tobin, pero no tiene facultades para aplicarla, porque es una decisión que sólo corresponde a los parlamentos de cada país. Un día de diciembre del año 2009 el primer ministro británico Gordon Brown anunció que su gobierno estaba preparando un proyecto de ley para aplicar la tasa en el Reino Unido; pues bien, en la tarde de aquel mismo día llegó a Londres desde Washington un avión que transportaba al secretario del tesoro estadounidense Timothy Geithner, nombrado por Barack Obama, quien advirtió que aplicar tal proyecto de ley perjudicaría a la economía de los EEUU.

¿Cabe otra política?

Desde luego. Los ciudadanos, empresas y gobiernos podemos repartir el trabajo retribuido disponible, trabajando menos horas, para disminuir el desempleo. Y el gobierno, como hizo con éxito Lionel Jospin en Francia, podría reducir la jornada laboral semanal de 40 a 35 horas y ofrecer un suplemento económico que podría salir de lo que se ahorrara en subsidios de desempleo. También, igual que existe un salario mínimo, cabría establecer un salario máximo. Seguro que se puede hacer una reforma progresiva de los impuestos directos y una reducción del IVA. Con la subida de los tipos de IVA el Gobierno espera recaudar 63.000 millones de euros en tres años pero, persiguiendo el fraude actual, el Gobierno podría recaudar, cada año, 93.000 millones. Claro que hay que ahorrar, pero sobre todo en el gasto militar conocido y en el oculto, porque la propia OTAN dice que en España hay un gasto militar camuflado de no menos de 26 millones de euros diarios en partidas ejecutadas por ministerios distintos al de Defensa. Y el dinero no ha de ser para los bancos, sino para crear empleo y atender a los programas sociales.

¿Qué futuro tiene el euro?

Yo deseo que termine ya. Cuando se aprobó la moneda única no era el momento de hacerlo, aplicándolo de una sola vez a países con distinto nivel de inflación y sistemas fiscales diversos y dejándoles sin posibilidad de hacer su propia política monetaria. El euro encareció la vida en nuestro país. El euro se ha demostrado bueno para los países más ricos como Alemania, Austria u Holanda. Otros no somos competitivos, ni tenemos el nivel tecnológico de esos países. España dedica a investigación sólo un 0,9% de su PIB, mientras la media europea para investigación es de un 2,52%. Cuando se implantó el euro, en España, las rentas del capital y las del trabajo estaban equilibradas mitad y mitad. Ahora las rentas del trabajo sólo suponen una cuarta parte de la tarta.

¿Hay que pagar la deuda pública?

Nuestra organización “Justicia y Paz” ha iniciado una campaña reclamando una auditoria de la deuda de nuestro país. Porque hay una deuda “pagable”, contraída para llevar a cabo obras o actuaciones necesarias, pero existe también una deuda llamada “odiosa”, que viene de decisiones como la de dar dinero de todos los ciudadanos a Bankia. Sobre una deuda odiosa como esa hay derecho a hacer objeción y nuestra campaña dice “yo no pienso pagar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s