Galería

Madrid, a la ruina en manos del PP

  • Entre recortar coches o enchufados de lujo y llevar a la indigencia y a la desesperación a los más necesitados, estos desalmados no tienen duda en su decisión.

  • El grueso de las inversiones en los JJOO se ha realizado a través de fundaciones que ni siquiera están sometidas al Tribunal de Cuentas.

Fuente: blogs.elconfidencial.com / 

 

Roberto Centeno

Después de despilfarrar miles de millones sin control alguno, Madrid no ha conseguido los Juegos Olímpicos, pero sin embargo ha logrado récords mucho más difíciles: ser la capital más endeudada del Europa y en línea con ello la que mayores cargas financieras tiene que soportar; ser la capital donde más ha subido la presión fiscal y la que coches oficiales de uso personal posee, más que todas las capitales europeas juntas.

Ha logrado ser la capital europea con menor transparencia y menor control en la concesión de obras de construcción multimillonarias; ser la capital europea con siete veces más asesores que la siguiente que más tiene, París; ser la capital europea con más obras de infraestructura abandonadas o absolutamente inútiles para sus habitantes; y ahora para colmo se desploma la llegada de turistas.

De los cementerios olímpicos al nepotismo desenfrenado

Aunque el PP lleva gobernando el municipio de Madrid 22 años con mayoría absoluta, el grueso del expolio a los ciudadanos y de la ruina de la capital corresponde a Alberto Ruiz-Gallardón, que entre 2003 y 2011 campó por libre ante la pasividad su ‘jefe’ Rajoy, que no movió un dedo para frenar su escandalosa orgía de despilfarro. Con su llegada se producen dos hechos esenciales: el primero, un gasto desaforado en infraestructuras faraónicas sin beneficio para los madrileños o tan costosas que ninguna capital europea ha podido permitírselas, pero que generaban el entusiasmo de los grandes constructores del palco del Real Madrid.

El segundo, crear un gigantesco tinglado de nepotismo con parientes, amigos y correligionarios, del que la nao capitana es la legión de ‘coordinadores’, directores y asesores, con sueldos entre 60.000 y 90.000 euros, con despachos de lujo, secretarias, coche con chófer y VISA oro, lo que ha elevado el gasto corriente por encima de todo índice imaginable. A partir de 2011, su gran enchufada con vistas a su futuro político, la Sra. de Aznar, ha mantenido y aumentado el expolio de su predecesor

En ninguna capital del mundo civilizado ha sucedido nada parecido. Todas las grandes capitales europeas apenas han incrementado la deuda o la han reducido; los impuestos y tasas son iguales o menores, en ninguna circunstancia se ha producido una subida salvaje del 60% en euros constantes. Impuestos esenciales como el IBI, una carga insoportable para las familias más pobres, estos desalmados lo han multiplicado por tres cuando el valor de la vivienda ha caído casi a la mitad, el 9,9% en los últimos doce meses, y seguirá subiendo el 10% anual hasta 2020. Finalmente, los gastos de personal se han doblado, mientras que en la mayoría de capitales de occidente han bajado.

Más gastos, menos ayudas

Algunos ejemplos son particularmente escandalosos. Los 254 asesores con sueldos de hasta 90.000 euros, frente a los 37 de París, 26 de Berlín o 24 de Londres. La Empresa Municipal de la Vivienda tenía 40 empleados cuando llegó Gallardón, ahora tiene 360; antes no debía un euro y ahora adeuda 700 millones. Hay 235 coches oficiales de uso personal en renting al objeto de cambiarlos cada dos años, y con un coste anual de 17.000 euros por cada uno. La suma de todos los vehículos oficiales de uso personal de todas las capitales de la UE no llega ni a la mitad de los que tiene Madrid, solo el llamado Fondo Europeo (un camelo para enchufar amiguetes y parientes) tiene seis coches oficiales; es de vergüenza.

Y sin embargo se han reducido en un 40% las ayudas de emergencias, “las que necesitan algunos madrileños para poder vestirse y comer”(1); se han recortado nada menos que 85 millones de euros para los dependientes; han instaurado el “copago progresivo” en la teleasistencia que la Sra. Botella prometió que nunca se haría…, pero entre recortar coches o enchufados de lujo y llevar a la indigencia y a la desesperación a los más necesitados, estos desalmados no tienen duda en su decisión: ¡si hasta le dieron 144.000 euros a Urdangarin no justificados por Madrid 2016!

Mientras tanto, no hay dinero para recoger las basuras, no hay dinero para pagar a proveedores, el Estado tuvo que darles 1.018 millones en 2012 y 350 en lo que va de 2013 ¡y lo computan como ingresos!; el gasto en mantenimiento y limpieza de la ciudad se desploma, la ‘operación asfalto’ que se hacía cada año lleva dos sin realizarse y algunas calles de Madrid empiezan a parecerse a las de Lagos o Caracas. Luego se sorprenden de la caída del turismo.

Inversiones megalómanas

Pero el golpe de gracia han sido las obras faraónicas inútiles para el pueblo de Madrid. La primera por su importancia la han conformado las inversiones para unos inexistentes JJOO, 6.500 millones de euros tirados por la fregadera. En ningún país se ha comenzado jamás la construcción de las infraestructuras olímpicas antes de que los Juegos hubieran sido adjudicados. Hoy son cementerios costosísimos de mantener; en cualquier Estado de Derecho ya habría intervenido el Ministerio fiscal para investigar a los responsables de tan inconcebible prodigalidad.

La segunda inversión propia de un megalómano y perfectamente inútil para los madrileños ha sido la remodelación del palacio de Cibeles como sede del Ayuntamiento, que ha costado 600 millones de euros, a pesar de disponer de una histórica en la Plaza de la Villa y más de 400 edificios en Madrid. En ninguna capital del mundo civilizado un alcalde se ha gastado esa salvajada en acondicionar su sede, es un despilfarro que clama al cielo. La tercera es la Caja Mágica, presupuestada en 120 millones y con un coste final de 300, que sólo se utiliza dos semanas al año. La tercera, el Centro Internacional de Convenciones, donde se han despilfarrado más de 100 millones y que está parado por falta de fondos.

¿En qué benefician al pueblo de Madrid las infraestructuras olímpicas, hoy un desierto urbano?, ¿en qué la obra faraónica del Palacio de Cibeles?, ¿en qué la Caja Mágica? Respecto a los que sí producen algún beneficio, Madrid no tenía dinero para construirlos. El caso más escandaloso es el de los túneles: Madrid tiene 70 kilómetros de túneles para el tráfico, el triple que París, Berlín, Londres o Roma, que seguro que les encantaría tenerlos, sólo que no se los han podido pagar.

Y todo esto se monta con una total falta de control y de transparencia inconcebible en una democracia. Para empezar, el grueso de las inversiones en las infraestructuras de los JJOO se ha realizado a través de fundaciones que, por no estar, ni siquiera están sometidas a su revisión por el Tribunal de Cuentas. No es que esa revisión sirva para mucho, porque, como el resto de instituciones de control, ese tribunal está al servicio del poder político, pero en el Ayuntamiento de Madrid es que ni eso.

Y, para seguir, cuando sí están obligados a dar explicaciones porque así lo ordena explícitamente el art. 18 del reglamento del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, simplemente no las dan porque consideran, y es cierto, que están por encima de la Ley; UPyD lleva solicitadas 124 peticiones de información desde hace dos años, y al Sr. alcalde primero y a la Sra. alcaldesa después no les da la gana de cumplir con el reglamento y no pasa nada: están por encima de la Ley.

Madrid Arena: del descontrol municipal a la tragedia

El pasado día 31 se cumplió el primer aniversario de la tragedia del Madrid Arena, que es sólo un ejemplo particular de un sistema general de administración de lo público que irrumpió en España desde el inicio de la Transición. Con la ausencia total de control del poder, como acabo de explicar, y el sometimiento de la Justicia al poder político, la corrupción es una consecuencia inevitable.

El personaje central de esta tragedia es un empresario de la noche, Miguel Ángel Flores, con una relación especialmente oscura con Madrid Espacios y Congresos (MEC), la empresa municipal responsable del tema, ya que parecía tener la exclusividad en el arrendamiento a precios irrisorios (12.000 euros el Madrid Arena el día de la tragedia), hasta tal punto de que el resto de empresarios de la noche ni siquiera se molestaban en concurrir. Las irregularidades en la contratación resultan asombrosas, porque el Sr. Flores no está al corriente del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social y, en consecuencia, no podía ser contratado. Además, le debe dinero al Ayuntamiento, lo que lo hace más inexplicable aún.

El local carece de licencia y, lo que es peor, después de un informe técnico de marzo de 2010 que denunciaba 18 irregularidades gravísimas desde el punto de vista de la seguridad y sobre la evacuación en caso de emergencia, los responsables de MEC hicieron oídos sordos. El gerente, que está imputado, el consejero delegado, el concejal del que depende y el vicealcalde… ¿cuál de estos cuatro responsables tuvo las santas narices de ignorar el informe de los técnicos? La enfermería carecía de lo más elemental, en concreto no tenían desfibrilador, lo que habría salvado la vida de tres de las cinco chicas. Esto es de cárcel en cualquier país civilizado, y aquí nadie responde de nada.

Esa noche se vendieron entradas que superaban en más de tres veces el aforo máximo, con lo que los ingresos fueron del orden de 360.000 euros, frente a unos ingresos de 12.000 para el Ayuntamiento. Entre 2008 y 2011 movió con los edificios del Ayuntamiento dos millones de euros. Si ese fue el dinero que se quedó el Ayuntamiento, hagan la proporción y calculen cuánto se llevó el Sr. Flores & Cía. Aunque el Ayuntamiento controla a rajatabla los aforos de los locales privados los fines de semana y los cierra sin contemplaciones en cuanto los sobrepasan, el que Miguel Ángel Flores los superara era lo habitual.

Después de 22 años de administración de Madrid por el PP con mayoría absoluta, este es el resumen de cómo la capital de la nación ha sido llevada a la ruina económica, tanto por la desfachatez en el manejo de lo público como por la falta de control del poder que han presidido las actuaciones del Gobierno municipal. ¿Necesita alguien saber que esta es la condición sine qua non de la corrupción política?

(1) Lo dijo David Ortega, portavoz de UPyD en el Ayuntamiento y el único concejal que ha renunciado al coche oficial, ya que todos tienen derecho a coche, dos asesores y una secretaria, algo que clama al cielo en una ciudad donde un 26% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y hay hambre en algunos barrios. Algo similar no se ve en ningún otro país del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s