Galería

Goldman Sachs acapara miles de viviendas de protección oficial a 67.000 euros

“Un fondo de inversión buitre no viene a hacer obra social, sino a ganar dinero y hacer negocio”. Así resume Mariano, la situación en la que se encuentra tras conocer el pasado mes de octubre que el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) había vendido su piso, donde estaba de alquiler, junto a otros 2.938 a Goldman Sachs, el fondo de inversión que gestionará estas viviendas a través de dos empresas, Azora y Encasa Cibeles.

Mariano es uno de los afectados, pero hay muchos más por barrios de Madrid como el de La Ventilla o Vallecas. Se trata de familias que vivían en pisos de protección oficial, muchos con derecho a compra y subvencionados, que ven cómo ahora el IVIMA deja en manos de un fondo de inversión.

Los afectados, además denuncian que Goldman Sachs ha hecho negocio con esta adquisición. “Compró, en una subasta, un lote de cerca de 3.000 viviendas por un valor de 201 millones de euros, cuando el precio de mercado era de más de 300 millones”, aseguran. La media de cada piso le salió a un precio cercano a los 67.000 euros y ahí está el negocio.

Por ejemplo, por una vivienda de 50 metros cuadrados en La Ventilla se pagaban unos 550 euros al mes. El derecho a compra estaba establecido en 70.000 euros al que había que aplicar el coeficiente de actualización del 1,5%, en total cerca de 90.000 euros. Pues bien, ahora la nueva empresa aplicará un coeficiente del 2% lo que hará que el precio se dispare, en algunos casos, hasta los cerca de 140.000 euros, más impuestos. Más del doble del dinero que Goldman Sachs pagó por cada vivienda de media.

Si los arrendados no hacen frente a la opción de compra, tendrá que entregar las llaves, independientemente de todo el dinero que haya pagado ya (la mitad del alquiler aproximadamente se dedicaba a esa opción de compra). En 2014 unos 400 inquilinos se verán en esa situación, otros tendrán más tiempo.

Los afectados también denuncian que “en Vallecas ya hay gente que, por su situación económica pagan un alquiler muy bajo, de 100 ó 150 euros, y a los que se les ha comunicado que el piso vale tanto y que si no pagan esa cantidad, tienen que irse ya”.

Ante esta situación muchos de los afectados se han reunido en una manifestación esta misma mañana para exigir que se cumplan cuatro puntos muy concretos: “que se paralice el proceso de subasta y venta; que se respeten las condiciones iniciales de los contratos; que se impida la especulación  y que se garanticen las subvenciones al alquiler a aquellos que lo necesiten por sus condiciones de renta o circunstancias personales”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s