Galería

CORRUPCION

CarreraEn Febrero de 2103 divulgábamos un manifiesto del 15M de Granada, en relación con la corrupción, nos sorprendió  que en medio de una enorme marea informativa en relación con la corrupción generada por el caso Bárcenas y  otros innumerables casos, este manifiesto fuera lo único coherente que se había publicado, el resto de la información publicada era simplista, tergiversada y ninguna enfrentaba de forma efectiva el origen de todo lo que se estaba destapando, más bien se trataba simplemente de desviar la atención con meras anécdotas, detalles o chascarrillos que impedían entrar a fondo en lo que estaba pasando, era más importante la foto de un gesto de Bárcenas o si esquiaba en Suiza o Canadá,  que un análisis político en profundidad del origen de la corrupción, que nos permitiera poder enfrentarla, era preferible quedarse en el chascarrillo para conformase con las promesas de regeneración que nos hacía el gobierno.

Veinte meses más tarde el manifiesto del 15M de Granada no solo sigue estando vigente sino que sigue siendo de lo poco coherente que se ha publicado,  por este motivo creo que deberíamos seguir divulgándolo, por un parte tiene los planteamientos correctos sobre la corrupción y por otra nos evidencia  el tipo de sociedad en la que nos encontramos, donde los problemas no solo persisten sino que se agravan y ningún estamento social es capaz de realizar un análisis coherente al respecto. La corrupción se mantiene, se agrava y se seguirá incrementando, porque no existe voluntad política para a tajarla y  este desecho de sociedad parece no tener la más mínima intención  de enfrentarla.

En la Escuela política “La Guillotina” en el debate sobre Política y Sociedad en Abril de 2013,  un compañero expresaba la idea de que  el mercado es la estancia básica donde se estructura el capitalismo, donde se establecen todas las relaciones que permitan al capitalismo funcionar acumulando, y así se define el mercado, sin plantear si es de naturaleza productiva, si es de naturaleza financiera, no, son sistemas de relaciones que estructuran la posibilidad de seguir acumulando, en su pretensión,  indefinidamente y esa estructura que es una estructura dominante porque todos estamos sometidos a ella, es la que de uno u otro modo estructura a su vez la sociedad y estructura a su vez la política, de tal manera que no son fuerzas sueltas, sino que son fuerzas tramadas de forma  que nada es el instrumento de nada, esa idea de relación es importantísima, porque si no, nos va a ser difícil entender cómo funcionan todos estos instrumentos.

En este sentido  discutíamos sobre si la corrupción era un instrumento del sistema, no,  es el sistema, no es un instrumento del sistema, Bárcenas, Granados, los partidos políticos, el cuñado del rey y los poderes económicos que les suministran,  no son un instrumento del sistema, forman parte de él, La corrupción forma parte del sistema, es la esencia de las relaciones que les permite seguir acumulando y sometiendo, no es un instrumento,  forma parte de esa estructura,  determinada por unas relaciones sociales que se llama capitalismo  y cuál es la esencia de esa estructura, la esencia es la falta de equidad, la relación nunca es entre iguales, la relación siempre es entre dominados y dominantes, entre quienes deciden y gobiernan y quienes esta sometidos a esas decisiones y a ese gobierno, de forma prácticamente ilimitada.

Por este motivo es por lo que nunca hablan de los corruptores, es más importante seguir entreteniéndonos con los corruptos, seguir con las voladuras controladas, es preferible señalar a una clase política, que una vez amortizada puede ser fácilmente sustituida por otra, que hablar del sistema, lo hemos visto con la monarquía,  al sistema nunca nos permitirán tocarlo, por eso con orgullo yo me declaro antisistema.

Miguel Ángel Rubio Collar

Contra un Sistema Corrupto, Febrero 2013

El 15M CONTRA EL SISTEMA CORRUPTO

 No podemos asistir impasibles a esta sucesión de escándalos de corrupción y tráfico de influencias en la que un nuevo escándalo silencia al anterior, donde la impunidad de las gentes corruptas es clara y manifiesta, donde si finalmente son imputadas y/o encausadas por estos delitos se benefician de la cada vez más tosca justicia (producto del trabajo legislativo de las propias clases políticas) y de la rápida prescripción de estos delitos. El objetivo de esta clase política corrupta es enriquecerse a través del cobro de comisiones, recalificaciones, tráfico de influencias, malversación, etc.

 No podemos permanecer impasibles ante la nula falta de transparencia de instituciones, equipos de gobierno, partidos políticos, etc. mientras se premia con amnistías a los grandes defraudadores y al unísono aumenta la presión y recortes para todos.

 Capitalismo y Corrupción están íntimamente ligados. Este sistema de producción capitalista usa la corrupción como uno de los métodos fundamentales para perpetuarse en el poder a través de la práctica de los mecanismos de corrupción y del control de los medios de comunicación. La oligarquía económica decide siempre que opción de gobierno (partido) le es más favorable en cada momento, reservándose para si el verdadero poder, que no es otro que la capacidad de imponer sus intereses.

 Lo más relevante a estas alturas es que solo se habla de las personas corruptas, pero no de las personas corruptoras, de aquellas clases empresariales y financieras que untan a los partidos a cambio de todo tipo de prebendas, culpabilizando, de esta forma, exclusivamente a la clase política, ¡como si Bárcenas hubiera actuado individualmente! Con ello el poder económico consigue explicar que el mal reside exclusivamente en el excesivo peso del Estado y en la abultada clase política. Las recetas son claras: adelgazamiento de la clase política y reducir el peso del Estado, evitando su capacidad para regular eficazmente la economía. La jugada es perfecta: además de desviar el foco para que no los señale como el origen de la corrupción, consiguen que sus negocios apenas cuenten con normativas, controles, inspecciones…, al tiempo, que privatizan servicios públicos esenciales. Invierten las causas y se busca darles todo el poder a los que han causado esta crisis, a los que han capturado y corrompido a la clase política y a los que, de nuevo, saquean masivamente las arcas públicas vía privatizaciones.

 No queremos reformar el capitalismo mediante leyes o medidas anticorrupción, para que las políticas neoliberales y recortes sean “más legales”, sino mostrar nuestro desacuerdo con el sistema económico y político actual, como rechazo al ilegítimo y antidemocrático gobierno actual (como los anteriores) y a la Unión Europea. No olvidamos que tras la legalidad se esconde la imposición de una minoría que trata de imponer sus ilícitos intereses particulares mediante la ley a la mayoría, excusándose en la crisis y amparándose con todo el descaro en una supuesta democracia. Esta minoría atenta impunemente contra el interés general y criminaliza y reprime a quienes defienden sus derechos y cuestionan esa cleptocracia legalizada.

 La legitimidad y la ética en cambio nunca pueden estar supeditadas a ninguna ley y desde el 15M luchamos, trabajamos y propugnamos un debate de amplio calado que se manifieste en un proceso asambleario que derive hacia un nuevo modelo socioeconómico y político.

 

¡CONTRA EL CAPITALISMO Y SU LUBRICANTE LA CORRUPCIÓN!

¡¡¡POR UN CAMBIO DE SISTEMA!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s