Galería

Impresiones de Rojava: un reportaje de la revolución

A principios de diciembre una delegación internacional visitó el cantón Cezire de Rojava, donde el espíritu de una revolución social y política está en el aire.

  • La sociedad que nos encontramos en la otra orilla no podría ser más diferente a la del KRG: el espíritu de una revolución social y política estaba en el aire

  • Inicialmente, los kurdos habían luchado por el Estado, pero hace algunas décadas, su objetivo empezó a cambiar

  • Los tres cantones de Rojava declararon la Autonomía Democrática y formalmente establecieron en un “contrato social”

  • Incluso los aspectos tradicionales de dominación masculina de la sociedad, como el ejército, han sido profundamente transformados.

  • El 70% de los recursos de Rojava debe de ir al esfuerzo bélico, la economía todavía se las arregla para satisfacer las necesidades básicas de todos

  • Cuanto más viajábamos por Rojava, más nos maravillábamos de la naturaleza “hazlo-tú-mismo” de la revolución

Fuente: diagonalperiodico

roj-revo-main

Las mujeres se han convertido en las principales impulsoras de la revolución en Rojave.

 

Del 1 al 9 de diciembre, tuve el privilegio de visitar Rojava como parte de una delegación de académicos de Austria, Alemania, Noruega, Turquía, el Reino Unido y EE UU.

Nos reunimos en Erbil (Iraq) el 29 de noviembre y dedicamos el siguiente día a aprender sobre el petroestado conocido como Gobierno Regional Kurdo (KRG) y sus aparentes aspiraciones de convertirse en Dubai. Pronto tuvimos suficiente y el lunes por la mañana nos dirigimos al río Tigris, donde cruzamos la frontera a Siria y entramos en Rojava, la región autónoma de mayoría kurda al norte de Siria.

El canal del río Tigris era estrecho, pero la sociedad que nos encontramos en la otra orilla no podría ser más diferente a la del KRG: el espíritu de una revolución social y política estaba en el aire. Cuando desembarcamos, fuimos recibidos por los Asayis, las fuerzas civiles de seguridad de la revolución. Los Asayis rechazan la calificación de “policía”. La policía sirve al Estado mientras que ellos sirven a la sociedad.

Durante los siguientes nueve días, exploraramos el autogobierno revolucionario de Rojava en un estado de inmersión total al pasado. No teníamos acceso a internet para distraernos. (…)

Rojava está formado por tres cantones geográficamente no contiguos. Nosotros veríamos sólo el que se encuentra más al este, Cezire (o Jazira), debido a la continua guerra con el Estado Islámico, que ataca al oeste, especialmente Kobane. Pero en todas partes fuimos bienvenidos calurosamente.

La tercera vía de Rojava

Al principio, el viceministro de Asuntos Exteriores, Amine Ossi, nos introdujo en la historia de la revolución. El régimen baazista sirio, un sistema de Gobierno de partido único, había insistido por mucho tiempo en que todos los sirios eran árabes e intentó “arabizar” a los cuatro millones de kurdos del país, oprimiendo su identidad y despojando de su ciudadanía a los que se opusieron.

Después de que los grupos de la oposición de Túnez y Egipto se rebelaran durante la Primavera Árabe de 2011, los rebeldes sirios les siguieron, iniciando una guerra civil. En el verano de 2012, la autoridad del régimen colapsó en Rojava, donde los kurdos tuvieron pocos problemas en convencer a los funcionarios para que se fuesen sin violencia.

Los rojavarianos –aunque la mayoría es kurda, también hay árabes, asirios, chechenos y otros– se enfrentaron a una decisión difícil: juntarse con el régimen que los había perseguido o con los grupos de la oposición, en su mayoría militantes islámicos.

Los kurdos de Rojava, relativamente seculares, se opusieron a ambos bandos y decidieron embarcarse en una tercera vía, basada en las ideas de Abdullah Öcalan, el líder kurdo preso que reformuló la cuestión kurda, la naturaleza de la revolución y una alternativa a la modernidad del Estado-nación y el capitalismo.

Inicialmente, bajo su liderazgo, los kurdos habían luchado por el Estado, pero hace algunas décadas, de nuevo bajo su liderazgo, su objetivo empezó a cambiar: ahora rechazan el Estado como fuente de opresión y en su lugar luchan por el autogobierno, por la democracia popular.

Continuar la lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s