Galería

Esto es España

Las principales empresas y bancos de nuestro país pagaban a chantajistas para ocultar sus miserias, un gobierno ahogado por la corrupción los protege y contamina a una justicia en tela de juicio, mientras el ciudadano se debate indefenso ante un régimen corrompido hasta la médula.

JavierGallego

CarneCrudaEl Aleph, explica Borges en el cuento del mismo nombre, es uno de esos puntos que contiene todos los puntos del espacio. Sin llegar a tanto, hay veces en los que las noticias se alinean de tal forma en la portada de un periódico o en un telediario que uno puede ver de un golpe el cuadro completo de cómo funciona esta España nuestra. Ha ocurrido otras veces en estos ocho años de crisis y ha vuelto a suceder estos días. Veamos.

El auto del juez Pedraz sobre el caso Ausbanc revela que la entidad se ha dedicado presuntamente a extorsionar durante años a casi todos los grandes bancos y empresas del Ibex 35. En todo este tiempo, ninguno de los extorsionados lo denunció y muchos cedieron, de lo que se deduce que las mayores empresas y bancos de este país llevan años pagando para esconder sus trapos sucios. Por si fuera poco, nos enteramos de que algunos jueces y fiscales cobraron generosísimas retribuciones por charlas en un foro organizado por Ausbanc. A unos los chantajeaba con llevarlos a los tribunales y a los tribunales los untaba para que les fueran favorables.

Del mismo modo operaba la directiva también detenida de Manos Limpias, que llevó al banquillo a la Infanta. Si la organización acaba retirándose del juicio del caso Nóos, podría suceder que la hermana del rey quedase libre de cargos. Dejando a un lado las conspiraciones que ven muy oportuna la detención de estos presuntos delincuentes, el verdadero problema es que haya tenido que ser Manos Limpias quien acuse a Cristina de Borbón, en lugar de hacerlo la Fiscalía que pagamos todos y que ha actuado más como defensa que como acusación.

La justicia no es igual para todos y nos lo ha recordado, también estos días, Bruselas. La Comisión Europea ha abierto un expediente contra el gobierno español por su pasividad para cambiar nuestra legislación hipotecaria que no cumple la normativa europea, favorece al banco y perjudica a los consumidores. Después de todos estos años de desahucios, de la Iniciativa Popular de la PAH rechazada por el PP, de las sentencias judiciales españolas y europeas contra las cláusulas abusivas y de las lágrimas de cocodrilo de la vicepresidenta, resulta que el gobierno sigue abandonando a los ciudadanos más vulnerables en manos de las entidades bancarias que pagaban a chantajistas para tapar sus vergüenzas.

Tampoco lo hizo el gobierno socialista anterior porque todos tienen deudas con los bancos y uno no muerde la mano que le da de comer, pero ahora a quien debemos pedirle cuentas es al Partido Popular que estos días suma a sus incontables casos de corrupción, una trama de espionaje en Valencia donde parece ser que los populares se vigilaban unos a otros, como ocurrió antes en Madrid y como ocurre entre las mejores familias de la mafia. Al mismo tiempo sucede que los jueces de la Audiencia afines a Génova, Espejel y López, juzgarán las piezas separadas de la trama Gürtel, aunque fueron recusados del juicio principal por su cercanía con el PP.

Sumemos Panamá, la evasión fiscal de las grandes fortunas, el resto de la corrupción y esa parte de la prensa que coopera para mantener las cosas como están y tenemos una pintura negra de Goya que mancha a todo el sistema. Tenemos a las principales empresas y bancos de nuestro país que pagaban a chantajistas y ocultaban sus miserias, a un gobierno ahogado por la corrupción que los protege y que infecta a la justicia, donde hay jueces y fiscales en tela de juicio por cobrar de extorsionadores o por su defensa de un miembro de la monarquía, mientras el ciudadano se debate indefenso ante los abusos de un régimen corrompido hasta la médula.

Como los espartanos de la película “300”, aunque trocando su orgullo por vergüenza, podemos gritar: ¡Esto es España! ¡Au, au, au!

CARNECRUDA-PRODUCTOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s