Galería

E.P.La Guillotina. Debate – GRANDES LUCHAS SOCIALES UTOPISTAS. Los Consejos Obreros en Europa tras la Primera Guerra Mundial

Guillotina-LCAsamblea 15M Barrio del Pilar
.
Viernes 31 – Marzo – 2017

a las 19:10h

Lugar: CENTRO SOCIOCULTURAL LA VAGUADA 1ª PLANTA

.

En la misma onda que La Comuna de París, y como prolongación de las revoluciones anteriores, y bajo su influencia, tenemos fenómenos importantes para nuestra reflexión: Los Consejos Obreros en Europa tras la Primera Guerra Mundial y las colectivizaciones en la Revolución, y la Guerra Civil en la España del 36-39.

Acabada la Primera Guerra Mundial, con la destrucción y la miseria generada y la ruptura del internacionalismo que supuso, el ejemplo de la revolución Rusa del 17 fomentó importantes procesos revolucionarios en varios países, desarrollados bajo principios políticos y organizativos claramente utopistas: los llamados Consejos Obreros. El movimiento se desarrolló durante unos meses principalmente en Alemania, Hungría y el Norte de Italia y fue duramente reprimido.

DEBATE:

GRANDES LUCHAS SOCIALES UTOPISTAS.
Los Consejos Obreros en Europa
tras la Primera Guerra Mundial

Los Consejos Obreros en Alemania (1918-1919)

«La libertad, el objetivo de los obreros, quiere decir que serán capaces, hombre por hombre, de administrar el mundo, de utilizar y lidiar con los tesoros de la Tierra, para hacerla un hogar feliz para todos. ¿Cómo pueden asegurar esto si no pueden conquistar y defender esto por ellos mismos?

La revolución proletaria no sólo es la derrota del poder capitalista. Es el ascenso del conjunto de los obreros de la dependencia y de la ignorancia hacia la independencia y la conciencia clara de cómo llevar adelante sus vidas.

La verdadera organización, la que los obreros necesitan para la revolución, requiere que todos tomen parte de ella, en cuerpo alma y cerebro; que todos tomen parte tanto en el liderazgo como en la acción, y tengan que pensar, decidir y actuar al máximo de sus capacidades. Tal organización es un cuerpo de personas auto-determinadas. No hay lugar para líderes profesionales. Indudablemente existe la obediencia; todo el mundo tiene que seguir las decisiones en las que él mismo ha tomado parte en elaborar. Pero todo el poder siempre reside en los obreros mismos.

¿Es posible hacer realidad tal forma de organización? ¿Cuál debe ser su estructura? No es necesario construirla o concebirla. La historia ya la ha producido. Vino a la vida a través de la práctica de la lucha de clases. Su prototipo, su primer rastro, se encuentra en los comités de huelga. En una gran huelga, todos los obreros no pueden participar en una sola reunión. Eligen a delegados para que actúen como un comité. Tal comité es solamente el órgano ejecutivo de los huelguistas; está continuamente en contacto con ellos y tiene que llevar a cabo las decisiones de los huelguistas. Cada delegado puede ser reemplazado por otros en todo momento; tal comité nunca se convierte en un poder independiente. De esta manera se asegura la unidad de acción como un cuerpo, y sin embargo los obreros tienen todas las decisiones en sus propias manos. Generalmente en las huelgas, la conducción más alta es arrebatada de las manos de estos comités por los sindicatos y sus líderes.

La prueba complementaria se obtuvo en Alemania. En 1918, después del quiebre del poder militar, se fundaron consejos de obreros y soldados en imitación a los de Rusia. Pero los obreros alemanes, educados en la disciplina partidaria y sindical, llenos de ideas socialdemócratas de república y reforma como próximos objetivos políticos, escogieron a sus representantes partidarios y sindicales como delegados en estos consejos. Cuando actuaron y lucharon por sí mismos, lo hicieron en la manera correcta, pero por falta de confianza en sí mismos escogieron a líderes llenos de ideas capitalistas, y estos siempre estropearon los asuntos. Es natural que entonces un “congreso de consejos” resolviera abdicar en favor de un nuevo parlamento, que debía ser elegido lo antes posible».

Los consejos obreros (abril, 1936). Anton Pannekoek.

(Anton Pannekoek -1873/1960- fue uno de los fundadores del comunismo consejista. El artículo completo se puede consultar en los materiales que se han subido al blog de la escuela política como medios de apoyo al debate).

 

Medios-de-apoyo

Os esperamos porque apostamos por la necesidad de crear pensamiento colectivo, para responder a los retos que tenemos por delante.

 ¡¡CONSTRUYAMOS JUNTOS!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s